Wednesday, 31 May 2017

La Noche de los grandes de Fundamind - 30/05/17



Mil gracias a Pame!!
www.twitter.com/PamelaDav

Gracias a twitter.com/okGoyco90

Gracias a twitter.com/fundamindok  

Gracias a twitter.com/SusanaClur  

El almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción - Alvear Palace - 30/05/17

Muchas gracias a Pamela!!!!
instagram/pamedavid



Gracias a twitter.com/fafiricagno

Gracias a twitter.com/AdrianWerthein


Pamela a la tarde 30/05/17








Gracias a Noticias Top  

Los Premios Martín Fierro

Labor en conducción femenina:
Carina Zampini, Morfi, todos a la mesa, Telefe
Mariana Fabbiani, El Diario de Mariana, El Trece
Mirtha Legrand, Almorzando con Mirtha Legrand y La Noche de Mirtha, El Trece
Pamela David, Desayuno Americano, América
Susana Giménez, Susana Giménez, Telefe

¡¡¡¡Felicitaciones, Pamela!!!!

Tuesday, 30 May 2017

Monday, 29 May 2017

Diario Panorama - 28/05/17


Las apuestas son parte de la vida. Y Pamela David cada tanto se juega un pleno. La conductora desembarcó con Pamela a la tarde, a partir de las tres y media, por América . Mamá de dos hermosos hijos, la sensual morocha habla de todo. “Este programa de la tarde me lo vino ofreciendo Liliana Parodi desde que se hizo el primer debate de Gran Hermano. Iba a ir a las ocho de la noche, pero era imposible por la familia. Es un horario hermoso para todos porque creo que el prime time es el que todos quieren, pero para la vida en familia es el más complicado. En el segundo año, el debate se hizo a la tarde y también me dijo que me quedara con ese horario. Y este año, cuando estaba volviendo de las vacaciones de verano para hacer Desayuno americano, me propuso ir a la tarde, que necesitaba un programa entre Intrusos e Infama, y que si lo quería hacer, era mío. Me picó el bichito. Me parece todo un crecimiento. Jorge Rial te entrega la audiencia más alta del canal. Es otro público, que todavía no conozco. En Desayuno la noticia era inmediata y nos enterábamos en el momento de muchas cosas. Y ahora a los temas hay que reciclarlos, tocarlos desde otro lugar, porque a las tres y media de la tarde la gente se empezó a enterar un poco de las cosas. Y me parecía muy positivo cambiar, no hacer toda la vida lo mismo. Iban siete años, un programa instalado y muchas cosas a favor. Pero también quería jugármela. Si uno quiere obtener resultados diferentes, tiene que hacer cosas diferentes”.

–¿Qué mirás de la tele?

–América se ve mucho por Internet, pero también desde la pantalla. Te das cuenta con la gente por la calle. Nuestro Ibope es el público, los diarios, las revistas, lo que levantan los portales, te das cuenta de que se consume mucha tele. Y es cierto que está la otra opción, que son las series, pero que están más para la noche. Intratables me enferma la cabeza, es un programa que lo veo todas las noches. Y ahora me gusta Polémica en el bar, porque se me pasa volando, me desintoxica un poco del enojo y la discusión fuerte, y me voy a dormir con Fantino, porque me gusta mucho la nueva versión. No llego hasta el final del programa, pero insisto en que me gusta porque me mantiene informada de distinta manera.

–¿Y de otros canales ves algo?

–No, la verdad que no me gusta, sobre todo porque veo muchas cosas parecidas que aparecieron después de América. En casa hay siete televisores pero no están todos prendidos todo el tiempo. Se prende cuando terminamos de almorzar y arranca Intrusos, o a la noche, cuando cenamos y miramos Intratables. Por ahí, Lola, mi hija más chiquita, pone un poco de cable y dibujitos. Y a Felipe, mi hijo mayor, no le queda tiempo para ver tele porque hace mucho deporte. Hasta las ocho tiene tiempo de jugar con el teléfono y después tiene que empezar a bajar los decibeles para dormir. A las diez los dos están durmiendo. Y ahí, mientras charlamos y nos ponemos al día como pareja con Daniel, mientras tanto nos acompaña la pantalla de América. Mis hijos son tiranos, tremendos cómo me absorbieron, que me tenían full time hasta ahora en casa. Tienen tantas actividades que sos un pulpo para llevarlos y traerlos. Te cansa pero está buenísimo.

–¿Te imaginás tu vida lejos del trabajo?

–Sí, sí, ya lo hice y lo padecí. Lo hice cuando nació Lola, que me tomé un año, que tenía mis problemas de presión. Me hacía mal, necesitaba trabajar de algo, pero trabajar. Trabajo desde que soy muy chiquita, y tener mi sueldo, con mis horarios, responsabilidades, me hacía falta. No me tomaría un año sabático. Si me tomara un tiempo sería para hacer otra cosa. Para estudiar, para prepararme para algo, pero nunca parar porque sí. No me haría bien parar para hacer nada. Me gusta la psicología pero ahora me siento grande para estudiar una carrera.

–¿Sos la psicóloga de tus amigas?

–Me vivo analizando. Como toda libriana, busco el equilibrio. Sigo analizándome con Stamateas, y encantada. En algún momento me va a largar, pero a mí me hace bien. Es un tiempo que me lo dedico a mí. Es lo único que tengo que no muevo la agenda, sólo en casos excepcionales. Trato de tener mi día a la semana, que no me importa el tránsito, apago el teléfono y es para mí. Ahí uno desahoga. Estamos muchas horas expuestos reteniendo cosas. Yo me permito llorar, pero lloraría mucho más de lo que lo hago. Son tantas las malas noticias, es tanta la mala energía, lo malo que uno tiene para contar en cámara que no podés no involucrarte con la noticia y terminás hecha bolsa.

–En su momento, apoyaste que tu marido dejara el fútbol y le recomendaste a Marcelo Tinelli que no se metiera.

–Me parece una mafia el fútbol. No hay ningún cambio. No está Grondona pero siguen los mismos.

–¿Y eso es lo que le pudo pasar a Tinelli?

–¿Alguna duda tenés? Yo no tengo ninguna duda de eso. A mi marido le recomendaría que no se vuelva a meter en estas condiciones, con esta gente que es la misma, no hay transparencia.
www.diariopanorama.com  

El Cronista - 26/05/17

Apenas termina con la conducción de "Pamela a la tarde", el nuevo magazine que se emite de lunes a viernes por la pantalla de América, Pamela David se dispone de buen grado a conversar con 3Días."Fue muy tentadora la propuesta. Imaginate que con el buen piso de ráting que deja Jorge Rial con Intrusos, no podía desaprovecharlo y además me sedujo el desafío de apuntar a otro público", expresa entusiasmada la periodista.
Bella, simpática, amable, Pamela pudo superar la barrera de los prejuicios por ser la esposa de Daniel Vila, uno de los accionistas de América TV, y hoy se la ve afianzada en la conducción del nuevo ciclo. "Quizás era más un prejuicio mío, pero ya está superado", admite. Lejos de “creérsela”, no se presume arrogante y saluda a cada uno de los empleados del canal como una más. No esquiva ningún tema ni pone condiciones a la hora de conversar de actualidad.

¿Cómo te llevás con la economía? ¿Vas al supermercado? ¿Buscás precios?
-No voy al supermercado porque de eso se ocupa la señora que trabaja en casa, pero soy muy “cuida”, me fijo mucho en los precios de la ropa de mis hijos, la mía, y a la hora de hacer regalos. Soy de las que buscan precios, espero el día en que el banco tiene descuentos, soy organizada, pido rebaja, y si voy en el día equivocado, vuelvo. Reclamo factura A y soy de las que no se van sin pedir el ticket. El mayor impacto lo sufrí con el aumento de la nafta, llenar el tanque del auto es carísimo, casi como llenar dos changuitos en el supermercado. Todo aumentó mucho y eso complica a todos los que fabrican en nuestro país, porque tienen que pagar impuestos altos y están más desprotegidos. Me contaron que muchos argentinos que viajan a EE.UU. armaron un sitio en Internet y te envían lo que quieras con un recargo extra, obvio, hay algunos que tienen el curro armado...

¿Cómo te afectan los reiterados casos de #ViolenciaDeGenero?
-Es un tema delicado, tengo miedo de dar un mal mensaje. Yo hablo mucho con Alejandra Stamateas, que da charlas para mujeres víctimas y me cuenta que después de una marcha aumentan los casos, muchas más mujeres se animan a denunciar. Mujeres que aparecían con un moretón, luego sorprenden con algún corte en el cuerpo. Quizás el botón antipánico o la perimetral les genera más ganas de transgredir el límite. Es un tema muy difícil y tenemos una cultura muy machista.

¿Cómo evaluás el desempeño de María Eugenia Vidal como gobernadora de la provincia de Buenos Aires?
-Es brillante, la admiro, tiene mucha fuerza, se ven claramente sus valores porque empezó desde muy chica. Tiene la vocación de ayudar y, si bien el ABC del político debería ser pensar en el otro, no todos actúan como ella. Ella siempre se comprometió con acciones sociales ad honorem, lo lleva en la sangre, lo hace con pasión. No es fácil su trabajo, tiene que luchar para combatir casos muy densos, la mafia y el narcotráfico. La viven amenazando, mucho más de lo que se sabe públicamente, y es muy valiente.

¿Qué es lo mejor y lo peor que dejó el kirchnerismo?
-Lo mejor fue haber aprobado la ley del matrimonio igualitario, muchas veces se lastimaba al otro y no tomábamos conciencia y hoy está más naturalizado. Eso fue un acierto porque viene del amor, pero sin embargo, no entiendo cómo hicieron todo lo que hicieron después y si bien estoy dando por sentado algo que tiene que probar la Justicia, creo que se robaron todo. Estuvimos al borde de ser Venezuela, estaban saqueando el país.

¿Qué te genera la figura del Papa Francisco?
-Viajé a Roma y me hubiera gustado conocerlo, pero no pude. Lo admiraba mucho, hoy no sé si tanto. Cuando empezó a meterse en política, tal vez representando ciertos intereses, no me gustó tanto. Hoy lo leo entre líneas y sigo con mis rezos diarios.

Y del escándalo Scioli / Berger, ¿qué opinás?
-Yo me escribo con ella, me da mucha ternura y no la conocía de antes. Amigas en común me contaron la historia real, y si bien pareciera que lo está destrozando, el día que hable y cuente la verdad, ahí sí, le haría un daño enorme a él. Scioli se maneja muy mal, la abandonó y la dejó sola en este momento en el que está muy vulnerable. Él tiene los medios para ayudarla y lamentablemente se acostumbró al teflón y al amianto, a que él puede hacer cualquier cosa y nadie habla del tema. Se la cuestionó a ella por twittear y él no apareció, no dio la cara, me parece pésimo.

¿Cómo ves al presidente Mauricio Macri?
-Yo lo tuve en el programa cuando era candidato, y en ese momento se lo veía más involucrado con la realidad, no digo que ahora no lo esté, pero si siento que hoy desconoce la realidad de la mayoría, de la clase media y baja. Con respecto a su recorrido con el "timbreo", creo que las casas que necesitan más ayuda no tienen timbre en la puerta. No quiero ir en contra del Presidente, quiero y deseo que le vaya bárbaro, pero pienso que aún se olvida de la gente más pobre.

Un deseo para la Argentina.
-Que bajen los precios. Creo que se puede, que no es imposible. Si se pueden bajar las retenciones a las mineras, también deberían bajar al menos los precios de la canasta familiar. Los argentinos tomamos coraje cuando peor estamos y estoy segura que vamos a salir adelante.

Pamela a la tarde

La conductora, que tiene 1M de seguidores en su cuenta de Twitter, sube fotos de sus outfits en Instagram generando tendencia y está atenta al ráting de su nuevo programa. Acompañada por los panelistas Carlos Monti, Chiche Gelblung, Facundo Pastor, Luli Fernández, Amalia Granata, Ana Rosenfeld y Soledad Larghi, dice estar "disfrutando mucho de hacer el nuevo programa". Y se le nota; "Pame" siempre llega al canal con una sonrisa de oreja a oreja.

www.cronista.com

Pamela a la tarde 26/05/17






Gracias a Noticias Top  

Pamela a la tarde 25/05/17

Gracias a Noticias Top  

Pamela a la tarde 24/05/17

Gracias a instagram/AmericaTV

Gracias a Noticias Top

Renova tu vestidor: Pamela abre su vestidor!!


www.renovatuvestidor.com/pameladavid  

El electrofitness en Wiemsproarg

Gracias a Oscar Domingo

www.wiemsproargentina.com  

Entrevista - Clarín - 23/05/17

Pamela (38) se define como una mujer sensible. Y aunque sostiene que las críticas no la afectan, afirma que hay algo que no soporta: la agresión. Así lo dejó claro en su visita a Clarín, en la que se quebró en cámara el recordar un fuerte episodio que vivió pocas semanas atrás.


Todo comenzó con una pregunta muy simple: "¿Llorás, Pamela?". Y ella, fiel a su estilo, contestó a corazón abierto: "Soy re llorona. Me lo permito. Me pasa en el programa. Un hecho de inseguridad que se lleva la vida de una persona y le arruina la vida a toda una familia para siempre... Eso me da impotencia, me angustia".




"Si hay algo que no me critico es que puedo transmitir lo que le puede pasar a otras personas", continuó con su relato la conductora de Pamela a la tarde, el ciclo que comanda de lunes a viernes, a las 15.30, por la pantalla de América.
Acto seguido, comenzó a narrar un fuerte momento que vivió cuando volvió de sus vacaciones por Estados Unidos luego del final de Desayuno Americano.  "Me pasó algo tremendo y lo voy a contar", anticipó Pamela. Y empezó a detallar: "Estábamos de viaje, cuando terminó Desayuno, me fui de vacaciones. Y lamentablemente uno se va olvidando, se va soltando. Y como que se siente libre. Allá podía sacar el celular, podía caminar a la noche. Pensaba: '¿Hace cuánto que no caminamos con mis hijos de noche por la calle?'. Ahí me hizo un click. Volví, me acostumbré, venía tranquila. Al segundo día fui a un gimnasio, de esos que te hacen electrodos. Fui relajada, no tenía horario, estaba sin volver al trabajo aún".

Al llegar al lugar, la conductora se llevó una sorpresa: estaban atrasados los turnos. Pero lejos de enojarse, como venía muy tranquila de sus vacaciones, se tiró al piso a esperar y mirar el celular, sin hacerse problemas". Entonces, una mujer apareció de la nada. "Me dijo: '¿Qué, vos sos mejor que yo?'. Pensé que estaba confundida. Yo la miraba. 'No sos más que yo porque trabajás en la tele', siguió. Entonces entendí que sí me estaba hablando a mí. Le pregunté qué pasó. Me dijo que tenía turno y que por mí tenía que esperar. Yo no entendía nada", recordó.

La primera reacción de Pamela fue lógica: se angustió y, nudo en la garganta de por medio, intentó calmar a la señora. "Pensé: 'Esto es lo que me espera'. Me había olvidado de las redes sociales, no había ni leído el diario, me había olvidado de todo. Me agarró vulnerable, indefensa. Después lo resolvimos. Pero mientras tanto tuve mucha angustia. Tenía que ir hacerme las manos al shopping y no pude. Cuando salí del lugar me puse a llorar. Me shockeó la agresión. Llegué a mi casa y estaban todos. Me dijeron: '¿Qué te pasó?'. Y me largué a llorar de nuevo. ¿Por qué la gente tiene que ser tan violenta?", concluyó.
Juan Abraham
Fotos por Nestor Garcia

www.clarin.com  

Pamela a la tarde 23/05/17



Gracias a Noticias Top  

Pamela a la tarde 22/05/17



Gracias a Noticias Top  

Para Cosas Buenas - 20/05/17

www.facebook.com/paracosasbuenas  

Pamela a la tarde 19/05/17

Gracias a Noticias Top  

Pamela a la tarde 18/05/17



Gracias a Noticias Top  

Pamela a la tarde 17/05/17

Gracias a Noticias Top  

Diario Popular - 17/05/17

"Lo que quiero es llegar a otro público y cargarme al hombro un programa diferente que también tiene actualidad y tiene política. Ese tenor también es importante a la tarde", dice Pamela, que asume otro desafío profesional.
Lejos de recostarse en la comodidad de lo preestablecido y quedarse sólo en el disfrute de las mieles conquistadas, Pamela David, apuesta al crecimiento que deviene del cambio y el riesgo de ir hacia lo nuevo.
La decisión de dejar las mañanas de Desayuno Americano, para instalarse a la hora de la siesta con Pamela a la tarde, definitivamente, fue producto de esa intención de ensanchar el horizonte y conquistar una franja de público diferente.
“Como todas las personas en la vida evolucionamos. Este cambio que hice de la mañana a la tarde creo que era necesario también, es parte del crecimiento”, desliza exhibiendo el espíritu del ciclo que desembarcó, de lunes a viernes a las 15.30, en el aire de América TV.
“Si uno quiere obtener otros resultados tiene que hacer otras cosas, algo diferente”, acentúa David evidenciando sus ganas de apostar al cambio. “A la mañana me sentía cómoda, pero estar cómoda no es bueno. Para mí hay que salir y probar, arriesgarse y tratar de seguir creciendo. Creo que es un gran desafío, pero a la vez un gran crecimiento”, destaca.
El resultado al que aspira la chica que salió del reality El Bar y que se destacó, del otro lado, tomando las riendas de El Debate del formato más emblemático de la televisión argentina como Gran Hermano, es el de ampliar el segmento que la registra. Y para ello vale el riesgo de salirse de la zona de confort.
“Lo que quiero es llegar a otro público y cargarme al hombro un programa diferente que también va a ser de actualidad y habrá política. Ese tenor también será importante a la tarde. Me parece que será un gran gran desafío, y soy redundante, pero estoy comprometida a pasarlo”, explica quién se centrará en un horario más competitivo con el fin de consolidarse aún más en la conducción.
“Éste era el séptimo año de Desayuno, que ya estaba instalado y es un clásico. Empezamos la mañana cuando estaba apagado ese horario en América. Me encantó hacerlo y lo disfruté y aprendí muchísimo. Pero bueno, los desafíos son importantes. Vale la pena arriesgarse”.
Tal como lo hiciera cuando se animó a conducir la tarde-noche de Gran Hermano y sus acaloradas discusiones, hoy, con el nuevo ciclo de la tarde que acaba de ver la luz el lunes pasado, Pamela, intenta sumar adeptos.
“Gran Hermano lo que me mostró para mí fue un público diferente. Al ser masivo, al ser en otro horario justamente, fue otro público el que lo vio. Me vio gente que tal vez no veía la mañana y dijo: “¡Mirá Pamela! Conduce bien”.
Eso me ayudó un montón. GH me ayudó muchísimo. Fue muy importante en mi carrera Gran Hermano. Siento que a mí me dio visibilidad”, reconoce la mujer de Daniel Vila, propietario de los multimedios América, que, sin embargo, procura ganarse un lugar por su propia capacidad.
Mi cabeza, mi corazón y todo está puesto a las 15.30 de la tarde. Seguramente acompañaremos a GH, cuando haya una próxima edición, porque el canal es muy unido. Pero ya no voy a conducir sus debates”, aclara.
Durante más de 6 años Pamela se supo posicionar como timonera de un magazine que requería tanto de idoneidad como de compromiso e información. Más allá del prejuicio inicial por “ser esposa de”” y de tantas veces padecer una mirada condenatoria, ella demostró estar a la altura de las circunstancias y capacitarse para responder al reto.
“Para mí Desayuno fue el programa que más presión sentí que tenía”, comenta del envío que el último mes quedó a cargo de Adrián Pallares y Débora Plager.
“Para hacerlo tuve que estar informada, opinar con responsabilidad, escuchar a todos. A veces tuve 10 personas para escuchar y cada suspiro es importante. No quiero ni debo dejar de escuchar, cada opinión es importante”, explica quién, con sus preguntas agudas y punzantes, hasta terminó desenmascarando a más de un político en plena campaña electoral.

Tuve que romper con la barrera del miedo a preguntar lo que uno quiere preguntar. Era la única manera de crecer; ser por ahí la voz de la señora o del señor que nos está mirando. De eso se trata. La televisión es un entretenimiento, pero es un servicio. Sobre todo, si haces actualidad y haces periodismo, la gente tiene que sentir que uno le pregunta lo que ellos quieren saber. No ser complaciente. No tiene gracia ser complaciente. Siento que crecí”, resume Pamela, cuando días atrás se relanzó la señal A24. “Está genial. Por lo que veo la rompe. A24, América 24, viene creciendo en los últimos años. Es una señal que creció muchísimo y también esta restructuración o esta nueva presentación la termina de potenciar”, acentúa David, acompañando la propuesta periodística pergeñada por su marido, el Dr Vila.

www.diariopopular.com.ar  

Pamela a la tarde 16/05/17

Gracias a Noticias Top  

El Debut de Pamela a la tarde!!!! 15/05/17

Mil gracias a instagram/pamedavid

instagram/AmericaTV

Muchas gracias a instagram/pamedavid



Gracias a Noticias Top  

Clarín - 13/05/17


“Los cambios son buenos”, repite Pamela David como mantra. Desde el lunes la conductora volverá a la televisión con Pamela a la tarde. “Estaba muy cómoda a las mañanas con Desayuno, fueron casi siete años, pero las oportunidades vuelan y pensé que después me podía arrepentir”, agrega sobre el cambio de horario.
Pamela llega a un hotel de Palermo con un séquito de asistentes que la ayudan con el maquillaje y la ropa. “Aprendí a ser conductora con la experiencia. Para mí fue una gran escuela Fuera de foco (América, 2007). Fueron dos años en los que salí a la calle a hacer notas. Con Fantino (Animales sueltos) también salí a hacer notas, pero luego me convertí más en panelista. El cambio era fuerte: del público de la noche al de la mañana, de panelear a ser la conductora. Fue mucho y en poco tiempo. Siento que crecí y aprendí”, revela.
En estos años Pamela se fue desenvolviendo frente a las cámaras y expresando su opinión cada vez con más seguridad. “Creo que antes de Desayuno era más picante que ahora, pero pasaba más desapercibida. Al panelista cuando le tiran la pelota tiene que hacer el gol. Es más comprometido, porque si no decís algo interesante hacés agua y otro se luce más que vos, desaparecés. Como conductor es distinto, ahí repartís. En mi caso estuve bien rodeada, tenía un equipo maravillo que ayudaron a crecer y lucirme. También creo que me trajo problemas ser la mujer de… (por Daniel Vila, presidente y uno de los dueños del grupo América). Soy muy agradecida, tengo una pareja que tal vez no es muy común en una sociedad machista, porque él quiere ver crecer a su mujer, que esté a la par y cuanto más crezco más orgulloso se siente. Al principio yo sentía que había mucho prejuicio. Sin embargo, al mismo tiempo que me fui formando como conductora y periodista, formé mi familia y creo que eso a la gente le gustó, no era una cosita del momento, era un amor. A veces yo instalo este tema porque lo siento así, siento que antes cuando salía a hacer notas en Fuera de foco era un: ‘Qué huevos que tenés’,y después, en Desayuno, cuando hacía un comentario fuerte decían: ‘Ah, mirá qué cocorita, cómo se anima’. Siempre fui la misma persona que dice lo que piensa, aunque hoy siento que se me ve y se me escucha con más respeto”, analiza.
Pamela cuenta que le volvieron un poco las ganas de actuar. “Es muy gracioso, porque María Luisa, la hija de Daniel, se vino a vino a vivir con nosotros para estudiar teatro. En la mesa jugamos a ver a quién le sale llorar, entre otras cosas, y extraño. Pero no volvería a actuar, son muchas horas. Tampoco me considero actriz, pero jugar me encanta”.
Respecto a la posibilidad de volver a ser madre, la conductora asegura que Vila no quiere saber nada: “Tengo prohibido volver a embarazarme por Daniel. No hay chance, ¡no quiere saber nada! tiene 64 años: 6 hijos, 7 con Felipe (hijo de Pamela con Bruno Lábaque), somos un montón. Tampoco quiere tener nietos, quiere disfrutar de su familia”, explica.

Y ella también quiere disfrutar de este presente. Asegura que en cada etapa de su vida vivió cosas distintas y que no se arrepiente de nada. “Pasan los años, uno madura y no te podes seguir peleando por un conchero. No te nace, no tengo nada para renegar, pero en cada momento de mi vida tuve lo que correspondía a la edad. Hoy si tengo un problema levanto el teléfono y voy a tomar un café como hice ahora con Amalia (Granata). Con quien vamos a ser compañeras”. Las repercusiones de esa pelea, que fue “un mal entendido” en el que Granata entendió que David tuvo que ver con su desvinculación de América, hicieron que Pamela sufriera ataques a través de las redes que la llevaron al psicólogo. “Twitter es una cloaca de las redes sociales, lo tengo, pero no le presto tanta atención”, dice.
Este nuevo desafío envalentona a a la conductora para pensar en el futuro. “Me gustaría hacer política. Si tengo temas de política en el programa me doy cuenta que se me pasa más rápido”, confiesa.
Y asegura que hace tres años que no sabe ni se preocupa por lo que pasa en Bailando por un sueño (ShowMatch, El Trece). “Participé del primer Bailando. Fue lindo porque eran todos amigables. Llorábamos cuando alguien se iba. Me acuerdo que Dalma me sacó en el teléfono y nos abrazamos y lloramos. Hoy me gustaría bailar, pero no exponerme. Uno puede intentar no meterse en líos, pero los egos hacen que a la larga termines vendiendo tu alma al diablo. Te exponés porque si no te vas o te va el público”, indica.
En su programa, Pamela tendrá a Soledad Larghi, Facundo Pastor, Carlos Monti, Luli Fernández y Candelaria de la Sota, en el panel. Dos veces por semana se les unirá Chiche Gelblung y Amalia Granata. En la calle, como notero, estará Santiago Riva Roy.

Fotos: Gerardo DellOro
www.clarin.com

Feliz mayo!!

Los ángeles de la mañana - 31/03/17

Gracias a El Trece  

Inecto - 1999